El pasado fin de semana, en un hospital de Bombay (La India), murió un hombre de treinta y dos años de forma muy peculiar: al ser absorbido por una máquina de resonancia magnética. La familia del fallecido acusa al hospital de negligencia médica, pero podéis juzgarlo por vosotros mismos. A continuación os contamos todo lo ocurrido:

slow motion omg GIF by University of Florida

Rajesh Maru accedió a la sala de resonancia con un tubo metálico de oxigeno en la mano. La máquina estaba encendida y debido a su fuerza magnética empujó violentamente al hombre hacia dentro atascándose su mano entre la máquina y el tubo.

Cuando lograron sacar al joven ya estaba demasiado malherido y, aunque rápidamente lo llevaron a la sala de emergencias, fue declarado muerto en unos diez minutos.

Supuestamente murió debido a una inhalación excesiva de oxígeno líquido que se liberó cuando la válvula del tubo se rompió por culpa del impacto recibido. La autopsia confirmó que Maru falleció por un neumotórax que le provocó un colapso pulmonar.

Sus familiares siguen estupefactos por lo que vivieron, ya que tuvieron que presenciar como el cuerpo de su pariente empezaba a hincharse y era incapaz de hablar atrapado en la máquina.



Hasta aquí parece que el fallecido fue el culpable de su desdicha ya que no debería haber entrado en el cuarto con el cilindro, pero uno de los familiares comenta que un enfermero le dijo a la víctima que no había ningún problema.

“Le dijimos al enfermero que las cosas metálicas no están permitidas dentro de una sala de resonancia magnética, pero respondió que no pasaba nada.”

El Doctor Ramesh Bharmal, decano del Hospital Nair, se apresuró a detallar que hay cárteles en el hospital que advierten de que no se deben llevar instrumentos de metal en la sala de resonancias.

Pese a eso, de momento un encargado de la limpieza, un enfermero y un doctor han sido arrestados, aunque no se sabe aún con qué cargos, y el primer ministro del Estado de Maharastra, Devendra Fadnavis, ha confirmado que la familia de la víctima será indemnizada.

¿Vosotrxs qué opináis? ¿Ha sido culpa del paciente o del hospital? ¿Conocéis algún otro caso de una negligencia médica sorprendente como esta? Contádnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: 20minutos lavanguardia