Es complicado hablar de Tesla, la compañía de tecnología fundada por Elon Musk, y hacerlo mal. Son demasiadas las revoluciones que han venido de la mano de esta marca (y más que, seguramente, vendrán), que criticarla sería un acto de verdadera injusticia. Pero es que hoy nos ha llegado un vídeo en el que podemos ver como un individuo hackea uno de los sistemas de piloto automático de uno de sus modelos… con una pieza de fruta.

El futuro de la automoción son los coches automáticos, pero cuando vemos cosas como las de hoy, nos damos cuenta de que aún queda mucho por hacer.

El Tesla Model S dispone de la capacidad de ‘piloto automático’, pero esta no hace que el vehículo sea totalmente autónomo, a pesar de que sí puede guiarse solo, necesita de la supervisión del conductor.

El modelo de Tesla EV que vemos en el vídeo requiere de varias condiciones manuales para poder utilizar su sistema de conducción ‘semiautónoma’.

Una de estas condiciones es que el conductor debe tener las manos puestas en el volante y, para ello, este detecta si pasan más de dos minutos sin que sus manos contacten con la superficie del mismo.

Pero el hombre que ha grabado el vídeo que os dejaremos más adelante dice que este sistema es demasiado ‘agresivo’ y ‘desagradable’, por lo que ha encontrado una curiosa alternativa.

Una naranja. Colocada tal cual como veis en las imágenes, engaña al piloto automático del vehículo y a sus sistemas de seguridad, permitiendo conducir de forma autónoma sin necesidad de colocar las manos sobre el volante.

No solo sirve esta fruta. Una pelota anti estrés, una bola de calcetines… si quieres matarte (que es lo que conseguirás con este método), cualquiera de estos métodos te sirve.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento: 

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido la polémica generada por esto? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.