Hay que empezar a desmitificar el tener una relación de pareja. No porque sea una mala experiencia o algo parecido, todo lo contrario. Pero hay muchas personas que siguen pensando que tener pareja es sinónimo de tener relaciones sexuales a diario… y no. Puede que al principio sí, pero cuando pasa el tiempo… la cosa se va apagando un poco en detrimento del trabajo o tener que cuidar a los niños. Respecto a esto, nuestra protagonista de hoy tiene algo muy importante que decir.

La autora americana Brittany Gibbons se propuso, hace algo más de un año, mantener relaciones sexuales cada día con su marido durante todo un año.

1¿Cuál era su objetivo?

Durante 365 días no faltaron a su cita y ahora nos cuenta su experiencia… y es bastante curiosa: “No es algo a prueba de divorcio, pero aumento mucho la confianza”.

Después de tener a su tercer hijo, Brittany no se sentía segura con su propio cuerpo: “Mantenía las luces apagadas durante el sexo, metía todo mi cuerpo debajo de un camisón y esperaba a que mi marido se fuese de la habitación para vestirme e irme a la ducha”.

Fue entonces cuando una amiga le dio la idea y se forzó a mantener relaciones sexuales cada día, exponiendo su cuerpo para ver si así podía ganar más confianza.



2¿Cada día?

Lo hizo cada día que pudo, para ser exactos. Cada noche menos aquellas en las que viajaba o cuando la menstruación era muy intensa, como es evidente.

“Había días en los que no quería que me tocase, pero los meses pasaban e íbamos tirando adelante”.

3¿Qué consiguieron?

Pues, al final, cada vez eran más románticos el uno con el otro y la confianza se empezó a hacer sitio:

“Éramos más románticos entre nosotros, nos tocábamos los brazos cuando pasábamos, nos besábamos durante bastante rato antes de ir a trabajar… Nuestra relación mejoró y se hizo más fuerte cuando nuestra intimidad floreció”.

En resumen: una decisión extrema, pero que en este caso resultó tremendamente eficiente (siempre con sus partes negativas).

Vosotrxs, ¿estáis dispuestos a intentarlo? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: news.com.au goodhousekeeping