Hace muy pocos días nos despertábamos con una de esas noticias que, en un principio, nos hacen temer lo peor. Dos jóvenes, de 17 y 18 años, habían sido, supuestamente, secuestradas en Badalona y habían sido encontradas amordazadas y desorientadas en la montaña de Montjuïc, Barcelona. Tras unas cuantas horas de completo desconcierto por parte de las jóvenes y la policía, ahora el caso ha dado un giro inesperado.

 

 

Las jóvenes afirmaron haber sido secuestradas y, ahora han reconocido a los Mossos d’Esquadra que se inventaron toda esa historia.

 

No habrían regresado a casa después de salir del colegio. Desaparecieron durante trece horas y, por lo que ahora declaran, habría sido una desaparición voluntaria.

 




Para no tener que dar explicaciones, se habrían inventado toda esa historia y habrían fingido su amordazamiento.

 

Los Mossos, desde un principio, sospecharon que las dos adolescentes podrían estar mintiendo, ya que la forma en la que relataban los hechos era demasiado caótica e incongruente.




 

La familia de las muchachas denunció la desaparición y, a altas horas de la madrugada, una pareja advirtió a las autoridades de que había dos chicas tiradas en medio de una carretera en Montjuïc.

 

Los exámenes dictaminaron que no habían sufrido ningún tipo de abuso sexual. Afirmaron que un señor de unos 60 años se acercó a ellas en una furgoneta blanca para pedirles ayuda y, a partir de ahí, no recordaban nada. Hace pocas horas, habrían reconocido ante los Mossos el montaje.

 




A vosotrxs, ¿qué os parece esta historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: elconfidencial elespanol