La tecnología ha avanzado muchísimo en los últimos años y eso ha beneficiado también a ladrones y a todos los que roban. Antes se tiraba de radiografía o palanca, mientras que hoy en día hay técnicas mucho más elaboradas ya que, normalmente, cuanto más se innove en seguridad, más se innovará en desmantelarla.

Pero siempre quedarán los clásicos, los que se resisten al cambio, hombres y mujeres de antaño que persiguen su objetivo a su propia manera, aunque al resto nos dé la impresión de que están intentando matar moscas con un mortero.

En este caso hablamos de un mecánico que estaba especializada en robar coches para su posterior desguace ¿Su técnica? Una carretilla elevadora y una grúa.

En las imágenes que os mostraremos más adelante se ve como el presunto ladrón, el pasado 3 de enero, levantó un Mini mediante el toro elevador para llevárselo a su taller.

Con un plan digno de George Clooney en Ocean’s Eleven el ladrón rompió la ventanilla del coche para poner ahí una de las palas de la carretilla y así subirla cómodamente a la grúa.



Los Mossos d’Esquadra lo detuvieron gracias al vídeo capturado por las cámaras de seguridad y, cuando localizaron el taller en el Prat de Llobregat (Barcelona) encontraron 20 coches y 25 motocicletas en proceso de desguace y sin que estén de baja de la DGT.

Se cree que el mecánico usaba esos coches, robados en la misma localidad del Prat de Llobregat, para desguazarlos y usar las piezas para reparar otros vehículos.

Aquí os dejamos el vídeo donde podréis observar el momento en que roban el Mini Cooper.

¿Qué opináis de esta clásica técnica de apropiación de lo ajeno? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.