Convivir con un gato es una experiencia que, de una forma u otra, te marca para el resto de tu vida. Esas bolas de pelo son unos personajes en sí mismos. Tienen mil y un caprichos y conductas de lo más ‘extrañas’; son impredecibles y juguetones, por lo que aburrirse con ellos es prácticamente imposible. Pero, de entre todas estas ‘conductas’, hay algunas que son más raras que otras. ¿No os ha pasado que, en algún momento, vuestro gato os ha lamido y, a continuación, os ha mordido? ¿A qué se debe? Hoy os damos la explicación.

gatos lamen 1

No hay un solo motivo que nos pueda explicar porque nuestros gatos hacen esto.

gatos lamen 2

Para empezar, tenemos que dejar muy claro el motivo por el que nuestro gato lame, tanto a nosotros como a sí mismo.

gatos lamen 3

Su lengua está cubierta de pequeñas espinas de queratina cuya función es la de limpiarse a sí mismos, de peinar su pelo y de limpiar sus patas.

Si el gato nos lame a nosotros, lo que está llevando a cabo es un proceso de limpieza. Esta es una conducta social muy positiva, ya que implica que nos considera como parte de su ‘familia’ y nos está ‘cuidando’.

gatos lamen 4

Un gato puede lamernos también por asociación, ya que puede haber relacionado este acto con una situación placentera para nosotros. Además, pueden relacionar el lamernos con recibir caricias y mimos.



gatos lamen 5

A partir de aquí, ¿por qué muerde un gato? Puede haber muchas explicaciones y, la primera que nos viene a la cabeza, es que lo hace por estar enfadado o asustado. Este tipo de mordiscos suelen ser muy evidentes, ya que el animal expresará con todo su cuerpo su enfado.

gatos lamen 6

También puede modernos por estar jugando y, en un momento determinado, perder el control. Si los molestamos mucho, pueden mordernos como advertencia. Unos mordisquitos suaves y repetidos pueden ser, finalmente, motivo de afecto.

gatos lamen 7

Lo más probable que puede estar pasando si vuestro gato os lame y os muerde, es que esté realizando un proceso de limpieza exhaustivo. Esto suelen hacerlo entre ellos durante este proceso, por lo que el hecho de que nos lo hagan a nosotros no es un mal signo, sino todo lo contrario.

gatos lamen 8

Si no queremos que haga esto, lo mejor es que, cuando nos muerda, dejemos de hacerle caricias. Con el tiempo, relacionará mordernos con el fin del ‘bienestar’, por lo que dejará de hacerlo.

A vosotrxs, ¿os ha pasado esto con vuestro animal? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.