Ser un ladrón es algo que, desde aquí, recomendamos evitar bajo cualquier circunstancia. Acabar en la cárcel por quererse apropiar de aquello que no es tuyo… no es lo más agradable (o ético) del mundo y hoy queremos traeros un buen ejemplo de ello para demostrároslo. Este hombre se creía muy afortunado por haber robado un costosísimo Ferrari y haber salido impune de su delito durante un tiempo… hasta que la suerte se volvió en su contra.

ladronferrarigasolina9

Ocurrió al sur de Carolina. Un hombre fue detenido como sospechoso de haber robado un Ferrari de 300.000 dólares (unos 270.000 euros), mientras pedía dinero para echar gasolina.

ladronferrarigasolina8

La policía de Santa Ana arrestó, el pasado 1 de noviembre, a Israel Perez Rangel.

ladronferrarigasolina9a

Él, al momento, se declaró inocente de los hechos por los que le estaban acusando.

El Ferrari 458 Spider fue robado en Costa Mesa después de que uno de los trabajadores se dejase la llave en el asiento del copiloto.

Dos semanas después del robo, la policía de Santa Ana fue alertada de que un hombre estaba conduciendo un Ferrari de forma errática y otra llamada alertó de que el mismo hombre estaba en una gasolinera pidiendo dinero para echar gasolina.

ladronferrarigasolina10

El coche fue abandonado en la gasolinera y el sospechoso fue detenido cerca del lugar, escondido detrás de unos arbustos.

Aquí os dejamos el vídeo con la filmación tomada por la cámara de seguridad de la gasolinera: 

A vosotrxs, ¿qué os parece esta extraña historia, digna de una película de Jim Carrey? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.