Una adolescente británica de catorce años, Niamh, se rapó su melena rubia para donarlo a una ONG que, entre otras cosas, hace pelucas para gente con cáncer. Lo sorprendente de la noticia llega cuando descubrimos que en su escuela, en vez de fomentar este tipo de actitudes, decidieron que lo mejor era aislarla de inmediato y que hiciese las clases en un aula diferente que el resto de sus compañeros ya que su pelo rapado al cero no casaba con la política del colegio.

expulsanniñarapopelo

Su madre dice que ha sido injustamente castigada.

«Siempre ha sido una niña amable y considerada, pero me quedé de piedra cuando me dijo que quería raparse estas navidades por ese motivo. Creo que es algo muy noble y más cuando la mayoría de niñas de 14 años viven muy preocupadas por la belleza y la estética».

expulsanniñarapopelo2

Se muestra muy molesta ya que le parece muy mal que hagan que su hija se sienta como si hubiese hecho algo malo solo por tener el pelo un centímetro más corto de lo requerido.

expulsanniñarapopelo3

Dice que Niamh siempre ha recibido un feedback positivo de los profesores y de todo el mundo y que eso no debería cambiar solo por un peinado.

expulsanniñarapopelo9

Pese a todo eso, el colegio sigue insistiendo en que las reglas son las reglas y que hace mucho tiempo que no se permite rapar el pelo a los alumnos de esta escuela y de muchas otras de Reino Unido. Y remarca que si Niamh hubiese preguntado antes hubieran encontrado un punto intermedio.



expulsanniñarapopelo11

Lo más probable es que tanto la escuela como la familia de Niamh lleguen a un acuerdo de forma que se cubra su peinado extremo, con una gorra o sombrero, hasta que llegue a los centímetros estipulados.

expulsanniñarapopelo4

¿Creéis que deberíamos haber superado el tema de la estética adolescente en los colegios? ¡Escribidnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram!