Trabajar como taxista puede ser una profesión tremendamente estresante. Estar todo el día para arriba y para abajo, sentado en tu coche con la radio puesta y recibiendo a clientes que pueden ir desde las personas más amables hasta las más… bueno, las menos agradables, por decirlo suavemente. Pero, imaginaros por un momento, que se sube a vuestro auto la ultra-archi-mega-conocida actriz Margot Robbie y os invita a una fiesta, ¿parecería un sueño no? Pues, según nos cuenta este taxista (de hecho, conductor de Uber), esto es algo mucho más terrenal y real de lo que pensábamos.

a1

Que una estrella de Hollywood se meta en tu coche para que la lleves de un lado a otro no es lo más habitual del mundo.

a2

Eso es lo que pensaba Robert Bregnsdal, un conductor de Uber que, recientemente, tuvo una experiencia que nunca olvidará.

a3

Y es que, en su caso, la celebridad era nada más y nada menos que Margot Robbie y ésta no se limitó solo a contratar sus servicios, sino que, además lo invitó a pasarse una buena noche de juerga en una fiesta privada a la que asistiría con su marido.

mrobbietaxista
Robert, el conductor de Uber

El conductor tomó a la pareja, Margot y su marido Tom Ackerley Carrara para llevarlos a la Isla Sirena hace un par de semanas.

a5

Pero, la cuestión, es que el conductor, ante la oferta de juerga, dijo que no, ya que, según afirma, no reconoció a la actriz en un primer momento.



a6

Robert afirma que los vio muy normales, habladores y amigables.

mrobbietaxista1

Asumió que, simplemente, no eran ellos.

a7

«Al final del viaje, me invitó a la fiesta privada a la que se dirigían», explicaba el conductor.

a8

«Dije que no porque iba a ver una película de Star Wars con mis amigos. Su marido se rio en plan ‘ja ja ja, no sabes quiénes somos’

a9

Robert publicó su historia en un post en Facebook después de confirmar que, efectivamente, su pasajera era la famosísima actriz que, simplemente, utilizaba un alias falso en su aplicación de Uber.

Ahora bien, la verdad es que se arrepiente de haber declinado la oferta cada segundo que respira… pobre hombre.

Y vosotrxs, ¿qué habríais hecho en su lugar? ¡Dejádnoslo en los comentarios de Facebook o Instagram!