En el mundo existen infinidad de lugares supuestamente encantados a los que muy pocos se atreven a entrar y entre todos ellos encontramos numerosos hospitales mentales o asilos donde se seguirían produciendo fenómenos paranormales. Entre estos valientes que se han adentrado en la aventura está Kyla Peberdy, una joven de 22 años que decidió ir a explorar el asilo Denbigh en Gales con tres amigos después de escuchar que estaba encantado.

estudianteexplorahospitalfantasmaUna vez dentro, se encontró con algo aterrador.

estudianteexplorahospitalfantasma2«Dentro tuve mucho miedo. Sentía que los fantasmas estaban presentes porque podía sentir la tensión, pero no fue hasta que volvimos al coche y miré las fotografías que vi al fantasma«.

estudianteexplorahospitalfantasma3«Tan pronto como vi la silueta, sentí un dolor horroroso en mi pecho que siguió hasta  el brazo y no podía hablar, fue aterrador».

estudianteexplorahospitalfantasma4«Las puertas se cerraban detrás de nosotros y había golpes continuos. Cuando empecé a tomar fotos, podía ver orbes y niebla cubriendo mi pantalla, como si el fantasma se metiera en la foto».

estudianteexplorahospitalfantasma5«Tan pronto como vi la niebla sabía que tenía que salir del asilo así que eché a correr, pero mientras corría todavía podía escuchar voces. Sin embargo, cuando creía estar a salvo en el coche, fue cuando vi al cuidador en la fotografía del pasillo. El miedo se apoderó de mí otra vez».

estudianteexplorahospitalfantasma9

«Se rumorea que allí está el fantasma de un cuidador, yo estoy segura de que es él».

estudianteexplorahospitalfantasma8

A pesar de ello, Kyla asegura que quiere volver e incluso acampar en la morgue adjunta al asilo. «A pesar de que fue aterrador, volver al edificio sería una buena forma de continuar explorando. Tampoco pudimos ver la morgue cuando estábamos ahí y es algo que mi lado paranormal quiere ver. Quiero acampar allí con la esperanza de ver algunos fantasmas más. Sería interesante ver si el cuidador ha vuelto».

 scared stephen colbert GIF
 ¿Qué te parece esta historia? ¿Alguna vez has vivido una experiencia similar?