La que se avecina es una de las series más queridas de la actual parrilla televisiva española. Un edificio entero, a las afueras de Madrid y cuyos inquilinos son de lo más… particulares (por no decir que son un grupo de neuróticos empedernidos). Pocas producciones nos hacen reír tanto y sus personajes ya son parte de nuestro día a día. Pero, si hay uno que destaca por encima de los demás, es el de Coque. Nacho Guerreros da vida al portero del edificio y hoy, después del sorteo de la Lotería de Navidad, queremos recordar una curiosa anécdota sobre su vida personal que tiene mucho que ver con esto.

loteriacoquelqsa8

En el año 2002, Nacho trabajaba como como camarero en Madrid, ya que su carrera en el mundo de la interpretación estaba muy estancada.

loteriacoquelqsa9

Pero todo cambió el 22 de diciembre de ese año: el Gordo de la Lotería cayó en la localidad de Calahorra, en la Rioja.

loteriacoquelqsa

¿Qué tiene esto de especial? Pues que es, nada más y nada menos, que la localidad natal de Nacho.

loteriacoquelqsa2

Tenía 32 años cuando, por fin, tendría la oportunidad de dedicarse de lleno a su carrera interpretativa.

loteriacoquelqsa3

Sus padres habían comprado uno de los billetes premiados y, su madre, no dudó en darle el dinero que necesitase.

loteriacoquelqsa4

Con ese capital, compró los derechos de la obra teatral del estadounidense Martin Sherman, Bent.

loteriacoquelqsa5

“Si mi padre no me hubiera prestado el dinero, yo no habría podido hacer la función. Para mí fue fundamental esa lotería”

loteriacoquelqsa6

Esa fue la obra que le dio su merecida fama y le permitió entrar en la serie ‘Aquí no hay quien viva’.

loteriacoquelqsa10Y, a partir de dicha interpretación, también consiguió, en 2005, una nominación a mejor actor de teatro por la Unión de Actores.

A vostrxs, ¿os ha tocado alguna vez algún premio relevante en la Lotería? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: lavanguardia hola