Tenemos que acostumbrarnos a llamar al fontanero cuando algo se nos estropee en el lavabo. Solemos tener una «ligera» tendencia a ser unos chapuzas y eso, en temas de plomería, nos puede salir muy caro. Nuestro lavabo es algo sagrado; un sitio en el que pasamos momentos muy íntimos y que, por consiguiente, tiene que ser cómodo y confortable. Pero las cosas no siempre son así y, a veces por negligencia nuestra o por fallos de algún arquitecto con el trazo no muy fino, nos vemos en situaciones en las que preferiríamos no estar. Ahora nos entenderéis.

La parte positiva

failsbaños11

Es que no pasarás frío en invierno.

Donde tu ves un mal diseño…

failsbaños

Yo veo un «apoya-cabezas».

¿Cómo que la ducha no se aguanta?

failsbaños1

Anda, déjame un poquitín de cinta.

A falta de pan…

failsbaños2

Buenos son conos de carretera.

Hay que ahorrar agua

failsbaños3

Yo aquí veo la obra de un genio.

No es que sea una cutrez

failsbaños4

Es que así se conoce a más gente.

No es para lavarse las manos

failsbaños5

Es para escanciárselas.

Mira la parte positiva:

failsbaños6

Así puedes hacer las dos cosas a la vez.

No perdamos ni una gota de agua…

failsbaños7

¡Ni UNA!

Nos gusta vivir al límite

failsbaños8

Y regar enchufes con agua fría.

¿No cierra la puerta?

failsbaños9

Déjame la motosierra.

No sé qué es peor:

failsbaños10

La tubería absurda o la esponja asquerosa.

Solo había presupuesto para una cosa

failsbaños12

Adivinad cuál escogieron.

Esto es lo que pasa cuando contratas a principiantes

failsbaños13

Qué liada…

Resultado de imagen de gif wtf

A vosotros, ¿qué os parecen estos desastres? ¿Son fruto de la mano de ineptos o de auténticos genios? Dejádnoslo en los comentarios.