El futbol es una disciplina que, históricamente, ha estado cubierta por la nobleza y la deportividad. Como cualquier deporte que se aprecie, los valores que este intenta transmitir son los mejores posibles, por suerte para todos nosotros. Pero, lastimosamente, esto no siempre ocurre y, en ocasiones, algunos jugadores ensucian el significado de este multitudinario deporte. Hoy os traemos un ejemplo de cómo, una innecesaria acción, acaba por manchar por completo un partido y, por extensión, al fútbol.

patadavoladora1

Ocurrió durante un partido de la primera división de Kuwait celebrado hace muy pocos días.

patadavoladora3

 Bader Al-Mutawa fue víctima de una brutal entrada por parte del defensa del Al Salmiyah, el equipo contrario.

patadavoladora4

Al levantarse del suelo, aparentemente ileso, se dirigió directamente a su agresor para recriminarle lo que le había hecho.

patadavoladora7

Como no era difícil de suponer, la cosa acabó bastante mal y se montó una batalla campal en medio del terreno de juego.

patadavoladora




Tras diez minutos parado el encuentro y con la expulsión de 4 jugadores en el proceso, el partido pudo reanudarse.

patadavoladora9

Un desastre en el cual el público también participó lanzando botellas de agua. Finalmente, el encuentro acabó en empate 2-2.

Aquí tenéis el lamentable vídeo:




A [email protected], ¿qué os parecen este tipo de conductas en el campo? ¿creéis que el atacante tenía derecho a defenderse tras la brutal patada voladora?