El 19 de septiembre un brutal terremoto arrasó México, dejando a su paso cientos de muertos y heridos que se cuentan por miles, por no mencionar los millones de dólares en daños materiales. Una tragedia que ha dejado completamente marcado a un país que no ha tenido nunca descanso de este tipo de catástrofes naturales. Pero México se levanta y la prueba de ello es la reacción de solidaridad que ha tenido todo su pueblo, uniéndose en las horas más difíciles para rescatar y socorrer a todos los heridos posibles. Entre estos voluntarios no solo hay personas, sino que hemos tenido también unos cuantos protagonistas que caminan a cuatro patas.

fridayperros

Actualmente en México hay unos 300 perros adiestrados en labores de rescate que están trabajando de forma incansable para socorrer a la mayor cantidad de personas posibles antes de que sea demasiado tarde.

fridayperros2

Pero la protagonista de estos peludos no ha sido otra que Frida, la que por muchos es considerada ya como la mayor heroína del país, ya que acumula en sus rescates unas 50 personas ella sola.

fridayperros3

Bien equipada para su labor, Frida ha dado la vuelta a todo Internet, convirtiéndose en todo un símbolo de la lucha a la que se enfrenta ahora mismo el pueblo mexicano.

fridayperros4

«Frida es especialista en detección de personas vivas en escombros», declara el tercer maestro de Infantería de la Marina Israel Arauz, su adiestrador.

fridayperros6

«Nos da alegría, ternura y esperanza. Y los civiles la saludan y aplauden en la calle», expresaba un soldado de los que se encontraban en la zona. A sus 7 años, Frida espera poderse jubilar el año entrante, a la edad de 8, que para un perro de estas características ya es bastante.

fridayperros7

Oporto es otro de estos héroes. Un pastor belga de 5 años adiestrado para detectar hasta 4 olores diferentes, como el que produce una persona ahogada, una persona calcinada, una en descomposición y una que está bajo una situación de estrés.

fridayperros5

Siendo la pieza fundamental de la Unidad Canina de la Marina Armada de México, Frida fue asignada para las labores de rescate en la escuela Enrique Rebsamen, en donde murieron cerca de 20 alumnos después del derrumbe del edificio.

Necesitamos a más perros como Frida, que hacen que este tipo de tragedias sean un poquito menos dolorosas. A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia?