Ir de compras es una tarea titánica para la que, por desgracia, muchos hombres no están preparados en absoluto. Esto es así, por mucho que algunas mujeres insistan en que es solo una cuestión de paciencia; hay hombres que simplemente no están hechos para esta empresa y punto. Algunos lo llevan mejor que otros (siempre mal, evidentemente), pero al final es inevitable que acabe siendo algo agotador. ¿No lo creéis? Aquí os traemos la prueba (siempre con un toque de humor, por supuesto):

1¿Puede ser que esté llorando?

Está llorando; no hay duda.

2Al menos lleva el móvil

¿Estará llamando a un taxi?

3Se nota que los años lo han curtido ya

Hasta la silla más pequeña le sirve.

4El tiempo necesario para echarse una siesta

Y, si me apuráis, incluso para invernar.

5Hastío absoluto

Eso es lo que veo en estas caras.

6Al menos el sofá es cómodo

DEMASIADO cómodo.

7Hay que saber rendirse

Este buen hombre lo sabe.

8Avísame cuando salgas

O no, ya me da igual.

9Voy a ponerme cómodo

Exactamente así.

10No tengo edad para esto

Ni paciencia.

11Me pongo la gorra que no se me notará

Soy un maestro del disimule.

12Aquí no hay nada que hacer

NADA.

13¿Qué hago con mi vida?

Dios, ayúdame.

14Al menos no estoy solo en esto

Pero me ha quitado el móvil así que…

15La unión hace la fuerza…

O la espera…

16Cualquier sitio me sirve

Y en media hora más estaré en el guardarropa echando una cabezadita.

17Que alguien le regale un móvil al de gris

Pobre hombre.

18Está en plena navidad…

¿Por qué será que está tan enfadado?

19Me da igual que me roben las compras

Estoy totalmente K.O.

Y a [email protected], ¿Os ha pasado esto alguna vez? ¿Cuál es vuestra imagen favorita? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si quieres ver fotos de parejas que han llevado el amor a otro nivel, haz click en el siguiente post: