Los cantantes que salen en un escenario pueden vivir situaciones imprevistas que los incomoden o les arruinen la actuación, como que se les rompa el vestuario, que el micrófono se estropee o que aparezca alguien dispuesto a hacerte algo que no esperabas ni quieres hacer… Pero en el escenario estás a la vista de todo el mundo y puedes acabar convirtiéndote en el hazmerreír de todos.

En Indonesia, una cabte llamada Ulfah Ozara estaba interpretando la canción Sayangen en el festival New Angkasa.

bEn un momento determinado, un hombre aparentemente ebrio sube al escenario y empieza a acercarse, la toca, baila con ella y le da dinero.

cLa cantante, incómoda, lo empujaba y lo separaba, pero él se acercaba más…

dHasta que su esposa entró en escena.

eLa mujer, con un bebé en brazos, sube al escenario y le da una lección.

fAquí tenéis el vídeo: