Hace dos años, Becky Turney perdió a su hijo Triston de tan solo 19 años de edad. Triston era un donante de órganos y fue capaz de salvarle la vida de cinco personas. La semana pasada, Becky se casaba con Kelly Turney quien decidió hacerle una sorpresa que poco se es esperaba…

1Se puso en contacto con Jacob Killby, el joven de 21 de años que recibió el corazón de Triston. Jacob nació con síndrome del corazón izquierdo hipoplásico y su primer trasplante de corazón fue a los dos años de edad. Cuando estaba acabando el instituto, su salud empeoró y fue incluido en la lista de trasplantes.

4«No podía rodearle con los brazos lo suficientemente rápido. No se puede explicar en palabras. Es una felicidad inmensa».

3

«Es lo más fantástico de las fotos. Si las miras, lo dicen todo. Sorpresa total, felicidad completa. Mi mundo estaba lo más completo que podía estar».

5Kilby y Becky hablaron por teléfono en marzo como sorpresa de cumpleaños.

2

Los dos congeniaron así que Kelly decidió preguntarle si se apuntaba  volar de California a Alaska para su boda este verano. Y él no lo dudó.

19748474_1607721462572980_6544142244966313762_n«Ese día, no podía entender por qué no podía parar de llorar (en las horas previas a la ceremonia). Ahora sé por qué. La presencia de mi hijo estaba allí».

7

«Tan pronto como Kelly me llamó y me dijo cuál era su plan, acepté. Sin ninguna duda. Darle esa experiencia era increíble. Saber que yo era capaz de ayudar a convertir ese regalo en algo increíblemente especial para ella en agradecimiento era increíble».

19748619_1607731909238602_9066490288079289052_n

Y las fotos se han hecho viral. «Es el acto más desinteresado que puedes hacer por otra persona y animaríamos a otras familia de donantes y receptores a ponerse en contacto, porque cicatriza mucho. Espero de verdad que la gente se dé cuenta de la profunda conexión y del poder curativo que tienen estas relaciones. Es un vínculo eterno».

19894965_1607721632572963_7004557607274089415_n-850x566

«Triston era un guardián para todos sus amigos. Era el chico que daba la cara por los desemparados. Vivía cada día como si fuera el último. Vivió más en sus 19 años que lo que la mayoría de nosotros vivimos en toda la vida».

   19905275_1607721642572962_727017677013401935_n

Aquí os dejamos el vídeo del especial momento: