Ella es Tally, una husky que, después de ser adoptada, empezó a mostrar algunos comportamientos bastante felinos. Hermosa perrita por fuera, con alma y cerebro de un gato, maravilloso. Aunque no es exactamante una husky, sino una mezcla de Husky con malamute (raza poco conocida), se ha hecho viral en las redes…

1

Suele hacer ‘pipi’ en lugares muy especiales: alfombras, tapetes, etcétera.

2

Para sentarse, lo hace replegando sus brazos y piernas bajo su cuerpo.

2vgl4xe

Según sus dueña, se mueve de una manera muy parecida a los gatos. Es muy discreta, no ladra y muy sigilosa.

3

Tally tiene obsesión con las cajas, tanto que intenta meterse dentro de ellas y todo lo que encuentre…

4

nlVDRgV

Tally es feliz y eso es lo más importante.

5

6

Puede dormir en cualquier parte y de cualquier forma.

do93TTKiRdzeB3
Tally, aparentemente, se siente más a gusto con el mundo felino. Vivir con gatos durante sus dos años antes de ser adoptada, hicieron que ahora le cueste más ser una husky…