Alex Pititto y Francesco Prestia eran dos amigos italianos de 15 y 19 años respectivamente que mantenían una estrecha relación desde hacía varios años. Eran inseparables. Pero el joven de 15 años sospechaba que iba detrás de una chica, y la gota que colmó el vaso fue un «me gusta» y un comentario en Facebook (aunque según varias fuentes, solo fue el «like»)… E hizo algo horrible: se citó con él, sacó una pistola y le pegó tres tiros a su amigo.

a Pittito es hijo de un capo de la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa, y la víctima era su mejor amigo, Francesco Prestia. Los padres, el hermano y el primo del homicida están detenidos desde el pasado mes de enero por tráfico de drogas traídas desde Sudamérica.

h

La tarde del crimen, Alex había quedado con Francesco en una zona apartada de Mileto para hablar sobre lo que había visto en Facebook.

Alex y Francesco

Le disparó en tres ocasiones con un arma que había en casa que pertenecía a su abuelo.

Francesco y Alex

Después fue a la comisaría para confesar su crimen.

Alex Pititto

Pero aún hay detalles que no cuadran. En el lugar del homicidio no se han encontrado restos de sangre ni de disparos. Por eso, los investigadores piensan que el asesinato se pudo cometer en otro lugar y más tarde se movió el cuerpo de la víctima, que apareció un día después.

gEsto es lo que había publicado Alex varios meses antes:

c

«La amistad está en la boca de muchos pero en el corazón de pocos», decía Alex.

14963282007127

DESCANSA EN PAZ FRANCESCO. 

Fuentes: elmundo elpais