Como en cualquier derbi, los nervios están a flor de piel y los aficionados lo viven como un partido especial. Durante el partido de la liga danesa entre el Brondby y el Copenague, el jugador de este último se dirigía a efectuar un saque de esquina cuando de repente ocurrió ESTO…:

Los ultras del equipo local lanzaron tres ratas muertas al jugador rival que, lejos de asustarse, respondió sacando las ratas a base de patadas. Al final, Copenague ganó 0-1 al Brondby y la cosa no pasó a mayores.

¿Qué te ha parecido?¿Es una de las imágenes más bochornosas en un campo de fútbol? Vergonzosa la actuación de los aficionados…