Cuando las cosas no funcionan, hay que decidir y cambiar. Eso es lo que hizo esta pareja, que sufría adicciones a ciertas sustancias y, agravadas por la situación económica, obligaron a a decidir y buscar un nuevo alojamiento. Lo más sorprendente de la historia es que decidieron ir a vivir a una alcantarilla.

1

Y no sólo eso, sino que llevan, nada más y nada menos, 22 años viviendo en la alcantarilla!!!

2

Ambos siguen siendo felices viviendo en su pequeño hogar acondicionado con lo básico. Claro que no están solos, los acompaña su perro.

3

Viven en Colombia, uno de los países con gran retroceso en la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia.

4

En el momento en que se recuperaron de su adicción, tuvieron la oportunidad de irse a vivir a una zona más confortable…

5

…pero no quisieron. Son felices donde están.

6

Sólo 6 metros de ancho y 1 metro de alto.

7

Tienen una pequeña cocina y una televisión.

8

Según ellos, ni el presidente vive tan tranquilo como ellos en su casa.

9

Miguel, María y Blackie son muy felices en este mini espacio y no desean cambiar, simplemente seguir con sus vidas después de lo mucho que han sufrido.

10

Hasta en Navidad decoran el hogar.

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que viven en condiciones saludables y sanas? ¿Deberían tratar de cambiar de hogar?