Un empresario estadounidense llamado Nick Stafford mantenía una disputa con el Department of Motor Vehicles (DMV) sobre el impuesto sobre transmisiones de sus dos coches. Stafford quería conseguir el teléfono directo del DMV en Lebanon y le dieron un número de teléfono donde supuestamente podía llamar y resolver sus trámites, pero al hacerlo le comunicaron que no podrían atender su consulta. Después, fue pidiendo otros números hasta un total de nueve veces…

Harto de que no le dieran respuesta a sus reclamaciones ni le atendieran sus dudas telefónicamente en distintos estamentos del organismo y después de que el juez desestimara sus demandas, se le ocurrió cambiar en peniques los casi 3000 dólares adeudados.

Ha pagado su deuda fiscal de 3,000 dólares con cinco carretillas que contienen en total 300,000 monedas. ¡No os perdáis el VÍDEO del momento a continuación!

Nick entregó tantas monedas que las máquinas de contar automatizadas del DMV no pudieron hacer frente al volumen. Stafford dice que el DMV tuvo que aceptar su insólita forma de pago porque una ley de 1965 dice que las monedas de curso legal son “un modo de pago admisible para todas las deudas, gastos públicos e impuestos”.

MONEDAS1 Para pagar la deuda, compró cinco carretillas que le costaron 400 dólares y que dejó en el departamento. Además, contrató a 11 personas para que le ayudaran a abrir los envases donde estaban las monedas (lo que le costó en total 440 dólares). Además, pagó 165 dólares por tres pleitos. El personal estuvo casi 12 horas haciendo el recuento.
carretillas¿Qué piensas de este hombre y su peculiar forma de pagar el impuesto? ¿Harías algo así? Si quieres ver cómo un hombre pagó una multa de 212 dólares con unas 20.000 monedas, ¡no te pierdas el siguiente post!

[contentcards url=»http://www.cabroworld.com/2016/08/21/este-hombre-pago-multa-22-000-monedas-centavo/» target=»_blank»]

Fuente: Centímetros Cúbicos