El humorista Charles Wieand se tumbó encima de un cocodrilo hinchable y se metió en una piscina llena de aligátores en Homestead (Florida). En un momento determinado, está tan solo a unos pocos centímetros de la punta de la cola de uno de ellos…

“No estaba seguro de cual sería su reacción al ver el hinchable pero fue una experiencia única para estar directamente a su altura y mirándolos cara a cara. Definitivamente es una de las ideas más locas que he tenido. Me había metido con caimanes antes pero siempre llevaba un palo. Esta vez pensé en ir sin él y ver cual era su reacción”, ha explicado.

Aquí os dejamos el VÍDEO con todo lo que sucedió. ¡No te lo pierdas!

«Los podía ver mirándome y decidiendo qué hacer, pero afortunadamente ninguno de ellos fue a por mí. Me encanta la dosis de adrenalina de estos aterradores proyectos, nunca sabes realmente lo que puede pasar. En total, estuve unos 30 minutos en la piscina y todavía no podemos decir lo que rondaba por su mente. Con tan solo girarse, pueden cortarte el brazo. No sentí miedo hasta unas horas después, cuando pensaba que estuve allí nadando con ellos hace nada».

Resultado de imagen de Charles Wieand crocodiles

¿Qué piensas de este hombre? ¿Te esperabas que los aligátores reaccionaran así? ¿Te atreverías a hacer algo similar?

Fuente: dailymail.co.uk