Hoy os queremos contar la historia de Bryyan Jackson, quien a los 11 meses fue inyectado con el VIH por su propio padre. Sus padres se separaron cuando era un bebé después de que el padre empezara a negar que Bryyan fuera su hijo y se volviera violento hacia su mujer. A los 11 meses, Bryyan fue hospitalizado por un ataque asmático y la madre decidió llamar a Stewart para informarle.

Brryan Jackson

Cuando fue a visitarlo, el padre le inyectó sangre con sida que había robado del laboratorio en el que trabajaba analizando sangre. «Esperaba que muriera para no tener que pagar la pensión alimenticia», ha explicado Brryan.

Brryan Jackson con su padre

«Mis signos vitales estaban desajustados porque no solo me había inyectado sangre con sida, sino que la sangre era incompatible con la mía».

Sus padres se conocieron en un campo de entrenamiento militar. Cuando él supo que estaba esperando un hijo, estaba muy entusiasmado, pero tras volver de una operación, todo cambió.

Bryan Jackson con su madre.

«Solía decir cosas como ‘Tu hijo no va a vivir más de cinco años’ y ‘Cuando te deje, no voy a dejar ningún lazo detrás», ha dicho Brryan.

Growing up: Bryyan developed full blown AIDS at the age of five and lost 70 per cent of his hearing due to all the medication he was taking - at one stage 23 oral pills, two IV bags, and three injections

Al principio, los doctores no sabían lo que sucedía y pensaron que Brryan estaba bien después de lograr poner en normalidad su temperatura y respiración. Salió del hospital, pero luego empeoró.




Resultado de imagen de brryan jacksonEn los cuatro años siguientes, su madre intentó averiguar desesperadamente lo que le sucedía, llevándolo a varios doctores y buscando ayuda. Se hizo muchos tests hasta que un doctor le dijo que se hiciera el test del VIH.

Resultado de imagen de brryan jackson

«Fui diagnosticado con SIDA en su estado más avanzado y tres infecciones oportunistas». Querían que tuviera una vida lo más normal posible, así que me dieron cinco meses para vivir y me enviaron a casa». Le dieron medicamentos, empezó a mejorar y a ir a la escuela a tiempo parcial.

Resultado de imagen de brryan jackson

«La tragedia de mi vida escolar era que la escuela no me quería. Tenían miedo. En los 90, la gente pensaba que podías contraer SIDA de un retrete. Una vez leí un libro de texto que decía que podías contraer SIDA a través del contacto visual».




Resultado de imagen de brryan jackson

No le invitaban a fiestas de cumpleaños porque los padres de los niños tenían miedo de su diagnosis y, a medida que pasaron los años, le hacían bullying y le llamaban «el sidoso» o «gay».

Resultado de imagen de brryan jackson

«Al principio estaba enojado, amargado. Crecí mirando películas donde los padres aman a sus hijos. No podía dejar de pensar en cómo mi propio padre había sido capaz de hacerme algo así».

Resultado de imagen de brryan jackson

«No sólo trató de matarme, sino que cambió mi vida para siempre. Él es el responsable de los abusos, de las burlas, de todos los años de hospital. Él es la razón por la que debo estar constantemente preocupado de mi salud».




Resultado de imagen de brryan jackson

Cuando tenía 13 años y estudiando solo la Biblia en su habitación se dio cuenta de que a través de la fe podía perdonar a su padre. «Perdonar no es fácil, pero no quiero rebajarme a su nivel».

Resultado de imagen de brryan jackson

«Muchas veces me he levantado de pesadillas, asustado de que volviera para acabar el trabajo. Tal vez lo haya perdonado, pero incluso en el perdón creo que tienes que pagar las consecuencias».




In court Judge Ellsworth Cundiff said Stewart belonged in the same category as 'the worst war criminal' and added: 'I believe when God finally calls you, you are going to burn in hell from here to eternity'




A pesar de que nació como Bryan Stewart junior, el año pasado le agregó una «R» a su nombre y adoptó el apellido de su madre.

Brryan Jackson

Su padre fue sentenciado a cadena perpetua en 1998 y argumentó en su defensa que sufría de trastorno por estrés postraumático tras su paso por Arabia Saudita. Sin embargo, Bryan dice que él estuvo en reservas militares y que nunca vivió el combate.

Brian Stewart




Ahora, Brryan es un conferencista motivacional e incluso bromea sobre lo que le sucedió.




The 19-year-old from St Louis, Missouri, added the extra 'r' into his name to distance himself from his father, Brain Stewart, who was given a life sentence for his crime

«¡Estoy sano como un caballo! ¡Más que un caballo! En este momento mi conteo de células T es superior a la media. Eso significa que prácticamente no hay ninguna posibilidad de que transmita el virus».

Resultado de imagen de brryan jackson

«Pasé de tomar 23 pastillas al día a una sola. No sé lo que hice, pero por ahora mi VIH es ‘indetectable’, aunque un diagnóstico de VIH es siempre un diagnóstico de VIH».

Jackson is now able to live a relatively normal life, but revealed he is struggling to find a lasting relationship and fears he may never become a parent himself

«Me gustaría ser padre. Un padre es una de las cosas en la vida para las que siento que estoy destinado. Me gustaría criar a mis hijos con esperanza. Darles una visión de que el mundo es un lugar lleno de paz y que siempre estaré allí para protegerlos. De las cosas malas pueden surgir grandes cosas», asegura.

Resultado de imagen de brryan jackson stewart

¿Qué te ha parecido este caso? ¿Qué piensas del padre?

Fuentes: thesun.co.uk bbc