Es normal que a los conductores noveles les falte experiencia a la hora de afrontar ciertas situaciones y sientan inseguridad o miedos al volante en función del recorrido que tengan que hacer, pues muchos todavía tienen que aprender a cómo actuar según las circunstancias. Los conductores más experimentados pueden sentir comprensión, ya que también estuvieron en su lugar, se pueden poner de los nervios o incluso echarse muchas risas…

Los ocupantes de un coche grabaron a un conductor novel que se encontraba detenido antes de una rotonda con un conductor que por lo que parece dudaba si dar el paso y meterse en la rotonda. Cuando el vehículo finalmente arranca, se le cala en dos ocasiones. Mientras graban, se oye cómo los ocupantes del vehículo no pueden parar de reír. «Preparado… ¡ya!», dicen en varias ocasiones.

A continuación os dejamos el VÍDEO con todo lo que sucedió. ¿Conseguirá meterse en la rotonda? ¡No os lo perdáis!

«No debería reír porque yo era pésimo en rotondas, pero esto es divertidísimo», «No puedo parar de verlo, ¡sus risas son incluso mejor!», «Me ahogo de la risa», son algunos de los comentarios de los usuarios.

Por otro lado, hay usuarios a los que no les ha hecho mucha gracia: «No veo la razón de reírse de alguien que claramente tiene la placa L en su coche, todavía están aprendiendo», «Las glorietas no son algo fácil con lo que lidiar, esto me molesta», «Me pregunto cuántos os habéis preocupado en intentarlo y aprender, habéis olvidado cómo fue la primera vez que condujisteis».

conductor-L-rotonda

¿Qué te ha parecido este vídeo? Y a ti, ¿qué es lo que más indecisión te producía cuando te estabas sacando el carnet? ¿Recuerdas alguna anécdota? 

Fuente: New Age Origins