Maya es una perra de dos años que ha esperado durante seis días a las puertas del hospital de Elda (Alicante) a que fuera dada de alta su dueña Sandra, una joven de 22 años que el pasado domingo tuvo que ser intervenida de urgencia por una apendicitis.

La mascota es de raza Akita Inu, que se caracteriza por su acentuado «vínculo a la manada» y por «su fidelidad a la familia». Sandra y su padre regresaban con Maya por la autovía A-7 después de pasar unos días de vacaciones en Granada cuando Sandra se empezó a sentir mal. La familia optó por parar en el hospital más cercano, el de Elda, donde le diagnosticaron apendicitis y fue operada con un pronóstico favorable.

Aquí os dejamos un vídeo en el que se ven imágenes de Maya esperando a su dueña en el hospital. ¡No os lo perdáis!

Desde el momento en el que Sandra entró por la puerta del centro hospitalario, Maya permaneció sin moverse a las puertas de Urgencias a la espera de su dueña, lo que llamó la atención del personal médico, los pacientes y también los visitantes al hospital que la colman de atención y golosinas.

El padre de Sandra alternaba el cuidado de su hija con el de la perra y nunca le faltó agua, comida y compañía, e incluso varios trabajadores ofrecieron sus casas para hacerse cargo de ella hasta que Sandra se recuperara, pero tanto ella como su padre prefirieron que su perra estuviera lo más cerca posible de su dueña.

Ahora, Sandra y Maya vuelven a estar juntas. Sandra recibió el alta médica el viernes y ambas reemprendieron el viaje de vuelta a la Ciudad Condal acompañadas de su padre.

La perra Maya y su dueña Sandra tras ser dada de alta del Hospital de Elda
Imagen: Cadena Ser

La historia de Maya se ha convertido en un ejemplo de lealtad y fidelidad que ya ha dado la vuelta al mundo.

¿Qué te ha parecido esta historia? ¿Te sorprende la reacción de la perra?