Durante el funeral de los policías muertos por las balas de un francotirador en las protestas en Dallas (EEUU), George Bush protagonizó una extraña e incómoda escena que no ha dejado indiferente a nadie y ha dado lugar a muchas protestas en las redes sociales.

Después de dar un discurso y mientras un coro cantaba el ‘Glory Glory Hallelujah’ en homenaje a las víctimas, el expresidente de EEUU George Bush empezó a tambalearse suavemente y a moverse de un lado a otro. El tambaleo se convirtió en un tímido baile mientras se reía agarrado de la mano de su esposa y de Michelle Obama e incluso tarareaba la canción.

103131688-George-W-Bush-Dallas-NEWS-large_trans++Bmo3ZBPOSwC7GqRZsuXAwKdhNYB0ndImfu6Sr6oJCpo

La primera dama al principio lo mira con incredulidad pero después empieza a reír, mientras que Obama tampoco da crédito de su actitud y se le acaba escapando una sonrisa, aunque ambos recuperan la compostura en un momento tan solemne.

A continuación os dejamos el vídeo donde podéis ver su «animada» actitud. Sacad vuestras propias conclusiones:

¿Qué te ha parecido la actitud de George Bush?

1468351862_955700_1468392371_noticia_fotograma

tension-racial-en-estados-unidos-2235130w620 (1)