Cuando pensamos en niños pequeños tal vez nos viene a la cabeza su carácter inocente, su imaginación y, en general, su curiosa manera de ver el mundo. Sin embargo, existen niños que han cometido estremecedores actos a lo largo de los años y hay casos que son tan extremos que parece mentira que tales acciones hayan sido cometidas por niños de tan corta edad.

A continuación os dejamos una lista de niños que a pesar de su corta edad son asesinos que seguro que te sorprenderán. ¡Descúbrelos a continuación!

Amarjeet Sada (8 años)img_6930

En 2007 fue arrestado en la India acusado de haber matado a tres bebés, dos de ellos de su familia. La primera de sus víctimas fue un primo suyo que tenía seis meses de vida y, la segunda, otro primo suyo que recibió una paliza que le costó la vida. Ambos crímenes fueron tapados por sus padres, y seguramente no le hubieran detenido si no hubiera cometido el asesinato de una vecina de seis meses de edad…

Jordan Brown (11 años)jovenes-asesinos-03

A pesar de que el motivo detrás de su asesinato no se conoce todavía, los celos podrían ser la causa de que matara a la pareja de su padre en 2009 cuando ésta se encontraba embarazada. La víctima fue disparada en la espalda mientras estaba estirada en la cama. Cuando su hija de cuatro años vio el cadáver, Jordan estaba en el colegio actuando como si nada hubiera ocurrido. La víctima no se llevaba bien con Jordan y éste le avisó de que la mataría antes de que el suceso ocurriera.

Carl Newton Mahan (6 años)jovenes-asesinos-01

En mayo de 1929 Carl Newton y un amigo estaban buscando chatarra para coleccionar. El amigo le robó a Carl lo que había conseguido golpeándole en la cabeza y Carl decidió vengarse: fue a su casa a buscar la pistola de su padre y disparó a su amigo a bocajarro tras decirle: “Te voy a disparar”, provocándole la muerte. Fue condenado a 15 años de reformatorio, pero otro juez consideró que era inapropiado juzgar a un chico de esa edad y quedó absuelto.

Cayetano Santos (9 años)F7C

Conocido como «Petiso orejudo», en 1906 mató a una niña de tres años tras raptarla en la puerta de un almacén y, después de un estrangulamiento fallido, enterrarla viva en un baldío. En septiembre de 1908, con tan solo 8 días de diferencia, intentó asesinar a dos niños de 2 años. El primero se salvó de ser ahogado en la pileta de una bodega. El segundo fue rescatado por su madre después que el pequeño asesino le quemara los párpados con un cigarrillo. Tras estos hechos, fue ingresado para que se reformara pero salió a los pocos años.

En 1912 comenzó a realizar asesinatos sin cesar. En enero asfixió a un niño de 13 años, en marzo quemó viva a una niña de 3 años, en noviembre intentó ahorcar a un chico y matar a golpes a otras dos niñas sin éxito. Dos semanas después, propinó una paliza, ahorcó y le clavó un clavo de 4 pulgadas en la sien a un niño. Tras ser internado, atacó a dos pacientes: uno acabó inválido y el otro acabó en silla de ruedas. Fue encarcelado hasta que falleció en la misma prisión.

¿Qué piensas de estos niños? ¿Qué caso te ha sorprendido más? ¡No te pierdas casos de asesinos precoces en el post que os dejamos a continuación! 

[contentcards url=»http://www.cabroworld.com/2016/03/04/estos-son-los-asesinos-mas-precoces/» target=»_blank»]