Cuando viajamos en transporte público hay que ir con mucho ojo, ya que podemos ser la víctima de alguien sin que nos demos cuenta como por ejemplo de un pervertido como el que se encontró una joven en el metro de Nanjing (China) que no dudó en enfrentarse a él tras pillarlo tomando fotos por debajo de su falda con una cámara oculta en una mochila.

Después de que el hombre negara haberlo hecho, la chica le exigió que borrara las imágenes, sacara la tarjeta SD de la cámara… ¡y se la comiera! Todo esto mientras decía en voz alta lo que ocurría para que todos los presentes fueran conscientes de la situación. Cuando se abrieron las puertas del vagón, el hombre salió corriendo y posteriormente fue detenido por la policía. La chica subió el vídeo a Internet para animar a todas las mujeres a no tener miedo y a no tolerar estos comportamientos.

A continuación os dejamos el vídeo grabado por la valiente chica que plantó cara al hombre que la estaba grabando donde podrás observar todo lo que sucedió. ¡No te lo pierdas!

¿Qué te ha parecido este vídeo? ¿Qué piensas de la conducta de este hombre? ¿Y de la reacción de la chica?