Ayer os dejamos la broma japonesa de un tiroteo donde el hombre quedó en estado de shock, pues la de hoy no se queda corta precisamente… estuvo al borde del infarto.

¿Creéis que debería denunciarse ese tipo de «bromas»?