¿Cómo escoger un cachorro de una camada?

235

Tomar la decisión de introducir a un nuevo miembro peludo en nuestra familia es un momento súper importante y que cambiará por completo, para bien, todas las dinámicas de la misma. Por ello, debemos tener en cuenta muchos factores relevantes a la hora de escoger un cachorro. Ese momento suele ser un caos y, si son varios de estos pequeños los que conforman la camada y tenemos que escoger uno… la cosa no es fácil. Por ello, hoy os traemos varios consejos que podéis tener en cuenta para tomar vuestra decisión de la forma más acertada.

elegirperrocamada

1Vigilemos su estado físico y psicológico

No hay cachorros que merezcan más que otros ser adoptados. Pero si decidimos quedarnos con uno que esté enfermo, debemos asumir que ello también comporta una serie de responsabilidades.

Puedes fijarte en la forma en la que tu cachorro reacciona ante los estímulos. Ver como camina y como se comporta con los otros miembros de la camada.

Puedes compararlo también en peso y tamaño con sus hermanos y utilizarlos como referencia para saber si está por encima o por debajo de su media normal.

El estado de su dentadura es fundamental: dientes blancos y encías rosadas. Sus ojos deben estar brillantes y ‘alegres’ y su pelaje debe verse uniforme.

Podemos, también, buscar irregularidades en la formación de su anatomía. Que sus patas estén torcidas o que presente otras malformaciones deben ser factores a tener en cuenta.

elegirperrocamada4

Es aconsejable que el cachorro ya haya pasado por el proceso de desparasitación. Para ello, debemos pedir nuestro certificado veterinario, en el que se reflejarán todas las vacunas que, hasta ese momento, tiene puestas nuestro animal.

2Su edad idónea

Si el animal es demasiado pequeño, este podrá enfrentarse a problemas en su desarrollo físico y psicológico. Por eso, lo mejor es verificar que el perrito tenga la edad mínima recomendada, la cual suele ser de unas 6-8 semanas, dependiendo del cachorro.

3Deja que los cachorros acudan a ti

Quédate a una distancia prudencial de la camada. Lo suficientemente lejos para que todos no se acerquen a ti, pero lo suficientemente cerca como para que detecten tu presencia. Si tienes paciencia, uno de los cachorros se acercará a ti y empezará a ‘juguetear’ y a establecer contigo una conexión. Esta puede ser una forma bastante emocionante de dejar que sea el animal el que decida que tu presencia le es grata.

4Hay que tener paciencia

Si, por algún motivo, tú no te sientes a gusto con el cachorro que te ha elegido a ti, puedes pasar al plan B.

Pásate un rato jugueteando con todos los miembros de la camada y espérate a que, con alguno, tengas un feeling especial. Pero recuerda que no solo debes sentirlo tú, sino que también debe verse una predisposición por parte del animal.

También puedes consultar a la persona encargada de los animales sobre las dudas que tengas, ya que ésta tiene más experiencia con los cachorros al haberlos visto crecer en todo el proceso desde que nacieron. Puedes consultarla sobre si hay alguno que sea más o menos activo, más o menos inteligente, etc. Y así podrás sacar conclusiones por ti mismo.

A vosotrxs, ¿os han servido estos consejos? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: perrospequeños expertoanimal