Estos chicos nos explican qué pasa cuando le das a la PUBLICIDAD de chicas SEXIS cerca de ti

49383

Cuántas veces te ha pasado que al estar navegando por Internet te han saltado anuncios de chicas que intentan ponerse en contacto contigo y te incitan a hacer click en algún lugar determinado… Pero cuidado: en muchas ocasiones, se trata de una trampa para conseguir sacarte dinero. Hoy os traemos varios testimonios de usuarios que lo han vivido en sus propias carnes y han querido compartir su caso:

2_fmt

1.

“Yo era un joven de 18 años cachondo que acababa de trasladarse a una nueva ciudad para la universidad y no conocía a nadie. A través de uno de esos pop ups, encontré una página de contactos que era barata, unos 3 dólares al mes. Me registré para una cuenta gratuita y recibí algunos mensajes, pero para contestar tenía que ser miembro de pago. Ingresé 10 dólares en una tarjeta Visa de prepago así que me estafaban, SOLO serían 10 dólares”.

trt

“Durante el mes que tuve la cuenta, no recibí mensajes. Cuando pasó el mes, recibí siete mensajes de varias chicas que serían inalcanzables para mí si fueran reales. Sin ser lo suficientemente estúpido como para engañarme otra vez, cerré mi cuenta. Tres dólares por aprender que esas páginas son una m* es una lección justamente barata”.

Bolaños-Tres-jóvenes-detenidos-por-presunta-estafa-a-través-de-internet

2.

“Mi tío solía trabajar en una de esas páginas de contactos trampa. Él crea los perfiles falsos y habla manualmente con visitantes. La página robará la información de tu tarjeta de crédito y cobra 20 dólares por cada info que puede conseguir”.

single-girls

3.

“Un amigo conoció a una chica en una de estas páginas. Era increíble y hacía todo lo que querías. Ella lo agregó en Facebook: aparentemente, fotos legítimas y ella era preciosa. Al minuto siguiente, desaparece de la cámara y aparece un vídeo de mi amigo masturbándose. Vuelve y dice que le costará 500 libras o enviará el vídeo a su lista de Facebook entera. Él entró en pánico, borró su cuenta y ahora tiene miedo de abrirlo por si acaso”.

odow

4.

“Mi padre siempre tenía virus en el ordenador por estos anuncios, pero solo los específicos que te decían de chatear contigo con un nombre. Él sabía que estos anuncios estaban destrozando su ordenador, pero seguía cayendo porque se dirigían a él por nombre, así que siempre pensaba que TENÍA QUE SER alguien que conocía, porque sino no hablarían con él ni utilizarían su nombre”.

delitos_tecnologicos--644x362

5.

“Tenía 18 años y estaba aburrido. Vi el típico anuncio de haz click aquí para chicas divertidas en tu zona y pensé que estaba protegido contra el fraude, que era bueno. La página me cogió los datos de la tarjeta y de inmediato empezaron a acumularse cargos por tarjetas de regalo y servicios premium”.

iyt

“Llamé a la línea de apoyo del banco bastante nervioso porque estaba pagando por servicios de adultos y todavía me sentía incómodo al hablar de ese tipo de cosas. El chico en el banco me dijo literalmente: ‘¿Has perdido tu tarjeta en el centro comercial? Siento escucharlo, déjame revertir estos cargos y conseguirte una nueva tarjeta’. Nunca mencioné una tarjeta perdida o un centro comercial”.

tarjeta-de-credito-o-tarjeta-de-debito-principales-caracteristicas-tarjetas-credito

6.

“Pulse en uno de estos anuncios de prueba a 1 dólar en una de las páginas web porno más importantes. Pensé que vería lo que hace que vale la pena pagar por el porno y en cualquier caso solo sería un dólar. Primero acabaron siendo dos dólares, no por cuotas extrañas, sino porque cargaron en mi cuenta dos veces”.

787

“Recibí un mail que decía ‘Gracias por registrarte para el periodo de prueba, haz click aquí para ver nuestro contenido’. Pulsé y de inmediato recibí dos emails en que me cobraban dos veces en el total, unos 40 dólares cada vez. Así que en este punto lo cerré todo”.

tarjetas-de-credito-wifi-alemania-robadas

Y tú, ¿qué experiencias has tenido con la publicidad de chicas sexis? Si quieres ver ejemplos de publicidad engañosa, ¡haz click en el siguiente post!

Fuente: thechive